Reseña Club Furies: La última noche “2101” (¿?) de 2020 de Veneno, por Technicism.

Hace unos días les presentábamos la primicia de la remezcla de Diskontrol a Música Máquina de Technicism, como parte del fresco lanzamiento del productor originario de Guadalajara (México) y el sello mexa Veneno, titulado 2101, la referencia número VNN027.

Es momento de presentarles la reseña del lanzamiento completo. Compuesto de tres mezclas originales y tres remixes de Tiempo de Maldad, Diskontrol y Disconnected y Enjanzea2, el viaje sonoro inicia con la mezcla original homónima del EP, 2101.

Con los beats per minute (BPM) asentados en 105, el EP evoca un juego delicioso entre instrumentos y vocales muy sensual que relaja los músculos y funciona como un aperitivo excitante. Los sonidos se complejizan en un nudo muy delicado y fino. Sonidos medio-orientales son la piedra angular de esta pista, que, en fusión candente con vibras de dance indie, hacen de 2101 el caramelo perfecto para iniciar la noche –o el día– y la fiesta.

Uno de nuestros productores locales favoritos de este año es el encargado de remezclar 2101. Tiempo de Maldad le añade un toque rokish que electrifica la pista de manera muy ágil y fuerte. Los sonidos medio-orientales se hacen patentes y más claros mucho antes que en la mezcla original, mientras que las voces son retenidas un pelín. El campo sonoro se ensancha por toda la pista de manera extensa. Finas agujas inyectan de más chispa nuestro cuerpo, con lo que la danza está por convertirse en ritual.

Una masa de burbujas potencia y dispara un sonido que ipso facto nos recordó la primera parte de Terminator, la escena final, el momento en el que Sarah Connor levanta la vista hacia las montañas nevadas y el horizonte en su camioneta. ¡Qué potencia!

La mezcla original Música Máquina eleva los decibeles y los BPM a 113, aunque la electricidad se establece de manera acuciante en el EP. Las cuerdas toman el control y los bellos gritos son fuente de inspiración. Un fuerte golpeteó revienta y las chispas desprendidas sueltan un claro “música máquina”, seguido de otro, que nos hace emocionarnos. Se cimbra el sonido; y los coros se estabilizan.

Impase. Las cuerdas se clarifican de nuevo mientras que el bello grito ahogado acompaña la pista. Impase. Burbujas, gritos ahogados, aceleración, grito ahogado… teclado descompuesto… ¡Música dance indie espectacular!

El tiempo ha llegado, nuestra primicia: Diskontrol toma el poder de Música Máquina. Agilidad y frescura. Rock y danza, y el ritual ya es ritual. La fiesta entra en las profundidades de la noche. Y con distorsiones vocales, sabemos que es así. Así que ¡a bailar! El grito ahogado de la mezcla original se mantiene, y nos hace muy felices. Platillazos, cuerdas, batacazos, vocales, teclados, electricidad. Una rica mezcla que atraviesa todo el EP y que en esta remezcla sufre una recombinación única.

La mezcla original Deeper da un giro hacia las electrónicas –de ahí podría ser el título de la pista–, sin perder la esencia del dance indie. Rayos láser van y vienen, atravesando la pista y nuestros corazones. Al ritmo de los coros “deeper, deeper”, cruzamos el núcleo de la noche. Y así el ritual también está en su punto culminante. Danza distorsionada que quiebra cada uno de nuestros músculos, incrementando una fuerza que no sabíamos que teníamos. Es el poder de la música de Deeper. Así llegamos al final: alucinante.

Disconneted y Enjanzea2 son los encargados de terminar la noche con la remezcla a Deeper, quienes la recubren de un toque más profundo y ligero, rápido y rítmico. Ya no existe nadie a nuestro alrededor, más que el caramelo que es 2101 en su totalidad, esta remezcla y nosotros, unidos uno con el otro; aquellos que nos rodean se convierten momentáneamente en sombras que atraviesan por el mismo estado que nosotros. ¡Danza infinita!

Así es. 2101 nos ha puesto a bailar desde el principio, logrando pasos de baile cada vez más potentes, conforme las pistas fueron sonando. Los sonidos medio-orientales y los gritos ahogados fueron más que detalles; fueron partes constitutivas del EP, que realzaron los sonidos dance indie –como orientación, no como determinación– que caracterizan este trabajo, que culmina –especulamos– el año de Veneno en cuanto a lanzamientos, ya que, por lo menos, hospedarán una fiesta en las honduras de la Ciudad de México. ¡Espérenla!

Título: 2101
Artista: Technicism
Remixers: Tiempo de Maldad, Diskontrol, Disconnected, Enjanzea2
Compañía discográfica: Veneno
Catálogo: VNN027
Fecha de Lanzamiento: 13 de Diciembre de 2021 por Bandcamp | Beatport

Tracklist:
1. 2101 (Original Mix) 06:29
2. 2101 (Tiempo De Maldad Remix Judgment Day) 07:17
3. Música Máquina (Original Mix) 08:46
4. Música Máquina (Diskontrol Remix) 07:00
5. Deeper (Original Mix) 08:37
6. Deeper (Disconnected, Enjanzea2 Remix) 06:31

Sigue a Technicism:

SoundCloud | Facebook | Instagram

Sigue a Diskontrol:

SoundCloud | Facebook

Sigue a Veneno:

SoundCloud | Facebook | Instagram | Beatport

Club Furies:

Website | SoundCloud | Instagram | Facebook | Twitter | Linktree

One thought on “Reseña Club Furies: La última noche “2101” (¿?) de 2020 de Veneno, por Technicism.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s